El 27 de febrero se celebra en Sidney, Australia, una noche “diferente” de ocio gay, una noche de bolos, en un ambiente amigable, lleno de hombres buenos en calzoncillos, bajo el nombre Big Balls Out. Que no falten los adornos y carne, que es lo que a los gays nos  mola. Además patrocinan la marca de calzoncillos Aussiebum y la revista DNA, así que los chulazos están garantizados.

No lo podrán vender como un encuentro libre de la nocturnidad, ambiente de drogas, sexo en los baños, típicos de las discotecas, que eso también anima, pero sí intentan crear nuevos espacios de encuentros en los que el mirar y ser mirado no sea lo primordial. De hecho la fiesta se celebra un miércoles, cosa rara por estos lares.

Si quieres saber más de ellos tienen por supuesto su página de Facebook, Twitter y página oficial. [via Aussielicious]