Una amiga tiene un local pequeño que un día decidió alquilar con algo de recelo, porque pensaba en que los inquilinos podrían deteriorar sus instalaciones y hacer que su inversión se depreciara, pero necesitaba reunir algún dinero por lo que decidió arrendarlo, hizo un gran aviso para que la gente se enterara de su oferta.

Recibió muchas llamadas y con algunas personas concertó citas, pero no se sentía confiada en quienes habían solicitado el local en alquiler, sobre todo porque no le gustaba el tipo de negocio que querían establecer. Unos interesados querían montar una tienda de decoraciones le pareció algo frívolo y otros quería montar una taberna, lo que ni pensó.

Pasaron varias semanas y recibió una llamada que captó su atención, se trataba de un médico que quería establecer su propio consultorio, esa idea la entusiasmó y acordó con él una reunión para establecer las posibles condiciones de alquiler de su local. Al llegar el joven le explicó que era especialista en psicología y quería tener su propio despacho.

Muchas cosas le dijo el interesado, entre otras le conmovió que quería ayudar a familias y a comunidades para brindarle apoyo anímico y moral, porque está consciente de que es una labor muy importante porque todos lo necesitan en algún momento y además es una manera muy loable de ejercer su profesión de forma independiente.

Realmente, a mi amiga le pareció que el terapeuta era una persona muy preparada por lo que no tendría ningún problema para asumir su labor de forma autónoma y además le gustó la idea de que piensa asociarse con otros especialistas para poder asegurar los gastos de la renta, del personal necesario, las posibles reformas y tener una atención más completa.

Así como, esperó tanto tiempo para rentar su local a una persona responsable y para una actividad útil, segura y rentable, además en una sola reunión con el joven experto le pareció prudente y justo pactar con el mismo el alquiler de su inmueble porque además podrá ayudar a muchas personas con ello. Ahora, está contenta y recibe su renta todos los meses.