Hoy me entero en Xataka de la futura puesta en venta del que será SÍ o SÍ el lector de libros electrónicos que me compre. Hay otros, sí, pero mucho más feos y más caros. Ya está Fran pensando en hacer “la lobá”, señores.


Actualizado 31 diciembre 2008: Cuelgan su primer video del aparato en acción.

Papyre 
La opción española era el Papyre, pero es muy feo realmente, aunque ahora tengan versión blanco impoluto como un iPod de los de antes.  No me convence, y eso que estuvo rebajado de precio durante un tiempo. Ahora el blanco y el negro están a 299 euros.
Este eSlick lo ha diseñado la empresa del lector de pdf gratuito que uso, Foxit. Una maravilla, liviano, eficiente. Además junto con el eBook (200 euros al cambio, pero ya te digo yo que costará más seguro entre impuestos y demás) vendrá su creador de pdf de regalo (hay que pagar por usarlo normalmente, por eso yo uso la opción gratuita y open source, Pdf creator).
Lo bueno de estos libros electrónicos es que con una sola carga puedes “pasar” 8000 páginas, SIN APAGARLO. ¿Cuántos días puede ser eso? Pues todo un verano sin tener que buscar un enchufe. Y eso es porque la tecnología de la tinta electrónica sólo gasta energía cuando “pasa” la página, cuando redibuja las letras (que en el fondo lo que hace es hacer subir a la pantalla los puntos que crean los dibujos y letras).
Lo bueno además de tinta electrónica, si no me habían dado razones suficientes para que quiera uno inmediatamente, es que la pantalla cansa la vista hasta menos que el papel tradicional, porque no refleja la luz. He leido mucho sobre libros electrónicos aquí o aquí y comentan que incluso se lee mejor a plena luz del sol.
eBook - CybookAsí que entre lo poco que pesa (menos que mi móvil), que tiene el tamaño de un libro de bolsillo (es que hay que ver alguna fotografía comparativa para creerlo, aunque no sea este modelo concretamente) ha entrado directamente en mi lista de “picha, ahorra estos euracos para nada más salga”.
Éste es un mercado por explotar en muchos sentidos. Proliferan ya bibliotecas gratuitas de libros electrónicos que no infringen derechos de autor, es decir, los clásicos hasta los de primeros del siglo XX. De hecho, junto con el Papyre viene de regalo una colección de libros electrónicos, a saber, en formato Word .doc, en PDF, en HTML. Quiere decir que esos libros que ya te puedes bajar del emule o Torrent (por no decir comprar en algunas tiendas online, porque ¿pa qué gastar?) como Crepúsculo, todos los de Arturo Pérez Reverte (pa quién le guste), los de Dan Brown… vamos, que por ahí ya corre casi todo. Y en formato .doc, !y no tendrás que imprimirtelo en tu oficina! Yo ya me hecho una largísima biblioteca dentro de Google Docs (malo que los PDF sólo se pueden ver hasta la página 100, pero el archivo original sigue ahí para cuando lo quieras descargar).
También leí mucho sobre Stanza, el lector de libros electrónicos para el iPhone de Lexcycle.com. Cierto que tendemos a tener un solo dispositivo que haga casi todo, mejor que llevar 3 o 4 cacharros encima. Pero yo ya le dí una oportunidad a Stanza, perfecto para leer cosas cortas, tan cómodo, pasas las páginas con el toque del dedo, pones la letra al tamaño de tu gusto, vertical u horizontal, recuerda en qué página te quedaste, descargas libros desde el iPhone directamente o los conviertes tú… Sin embargo, de noche, que a mi JB le molesta la luz de la lamparita, la pantalla del iPhone iluminada es muy molesta.