Aunque nos dé lástima que Joe Manganiello no interprete al hombre de acero, no nos importa en absoluto saber que ha perdido frente a un guapo de tomo y lomo, Henry Cavill, británico, uno de los intérpretes de Los Tudor.

Con un aire a Hayden Christensen en algunas poses, con carita de niño bueno, prefiero sus fotografías luciendo pelo en el pecho.

Con esa cara y un metro ochenta y cinco de hombre, tenemos diversión asegurada para 2012, año próximo en el que quieren estrenar la película y mostrarnos cómo le queda el traje.