El peligro de diseñar algo para algún artista es que tus diseños se acaben asociando a su figura pública, y no a su autor. Es lo que le pasa a Jean Paul Gaultier, que repite con éxito sus diseños de la camiseta marinerito de su perfume Le Male y su bustier también presente en sus perfumes femeninos, para una edición especial de las botellas de Coca-Cola light como nuevo director creativo.

Son muchísimos los blogs, incluso con un RT compartido en Twitter del manager de Madonna, Guy Oseary @guyoseary que anuncian la colaboración del diseñador con Coca-Cola como “inspirado en Madonna”.

Y me revienta un poco. El diseño es de Monsieur Gaultier, y sus bustiers (no confundir con un corsé) han estado presentes en toda su larga vida como diseñador. Que Madonna los ha lucido como nadie, y forman parte de su reconocible iconografía desde su aparición en el videoclip de Vogue, es innegable. Pero esta colección, aunque oportuna por las constantes noticias de Madonna cuando está en fase productiva y vendiendo su último disco y su próxima gira, no tiene nada que ver con Madonna. Y de hecho hay una botella con el también icónico diseño de Gaultier de las rayas marineras.

No es una iniciativa nueva, ya que la diseñadora Diane von Furstenberg también diseñó las botellas de Coke diet en los Estados Unidos, que es como se conoce a la bebida gaseosa de color oscuro en el país norteamericano.

Yo estoy deseando conseguir las botellas y lucirlas en casa después de su uso. Y la campaña en la que las caras de Gaultier sustituyen las de las modelos me parece GENIAL.