El invierno nos ha mantenido aislados de la actividad física, no porque no disfrutemos de correr, sino porque ameritamos de vestirnos de forma adecuada para correr en invierno sin desventaja. Esta situación no vuelve a sucederme, cuando pueda voy a ir de compras para prepararme para correr así sea invierno.

Los artículos de vestimenta especial me permitirán disfrutar de las carreras populares que son tan especiales en estas épocas. Vale la pena vestirse correctamente para protegerse del frío y del viento. Siempre, tienes que tener abrigadas especialmente las manos, los pies, la cabeza, el tronco y las piernas.

Esto permitirá evitar en gran medida la hipotermia, que ataca a muchos corredores en época de temporal porque no toman las previsiones necesarias. En la tienda especial tengo que comprar el mejor gorro térmico que consiga. A mí me gustan los que cubren bien las orejas y protegen hasta el cuello. Y también los que guardan bien el calor.

Otro objeto que tengo en mi lista de compras que realizaré cuando mejoren las condiciones del clima, es un tapaboca de calidad, porque con este voy a evitar que el viento frío me cause sensibilidad en mi nariz, porque puede afectar mi respiración. Además, quiero obtener un protector de labios de vaselina para evitar que se me quiebren.

Sí me animo a seguir corriendo, necesitaré comprarme unos guantes nuevos porque los que tengo están desgastados y no protegen mis dedos de una posible congelación. Sí están a un precio asequible, podré comprarme otra camiseta térmica que está igualmente en mi lista de compras de invierno.

Lo que nunca puedo dejar de comprar son más calcetines térmicos, ahora los hacen muy divertidos con colores vivos, los prefiero finos porque no me molestan mi circulación y mis zapatos debo comprarlos en poco tiempo también, porque los que tengo no tienen aislamiento térmico y de verdad yo quiero tener unas pisadas más seguras.

Sí continúa el temporal voy a pensar además en comprarme una chaqueta contravientos, aunque nunca ha formado parte de mi lista pendiente de compras de estación, pero el frío ha sido extremo últimamente.