2012 se acaba y llega un año impar, y habrá quién tenga sus manías y opine que en estos años le va mejor la vida. Así sea si lo crees firmemente y te ayuda a seguir. En este blog, mi rincón tan personal, he compartido buenas y malas noticias que te propongo repasemos juntos.

Lo mejor de 2012 es sin duda la ampliación geográfica del reconocimiento del matrimonio igualitario, el matrimonio gay, o el matrimonio a lo grande, como me gusta definirlo a mi, sin importar el sexo de los contrayantes. Así son más los países que lo aprueban y permiten casarnos, como han hecho famosos como Rufus Wainwright.

Sin embargo, y en lo peor de 2012 destaca la homofobia de los opositores a que nos casemos con opiniones tan despreciables como que el sexo homosexual es asqueroso o las del actual jefe de sanidad de la Unión Europea. Una vergüenza.

Lo peor de 2012 sigue siendo por desgracia la persecución que sufren los homosexuales de algunos países como Uganda. Patético. Espero que la ONU tome pronto cartas en asuntos como este y defienda a todos los homosexuales del mundo.

En el apartado de posts más visitados tenemos la ya clásica metedura de pata en el Twitter de personas con cargo políticio relevante, del Partido Popular español normalmente, como la de Andrea Hermida, cuya estupidez trajo a este blog miles de visitas. Lástima que este blog no pueda financiarse por exhibir algún que otro culo masculino desnudo.

Lo mejor a nivel musical ha sido todo lo relacionado con Madonna. Su gira, que vi en Milán, no sólo ha sido un ejercicio artístico fantástico, que ha ido cambiando en cada ciudad que visitaba, sino que la ha convertido en la gira más rentable de 2012.

El próximo 2013 espero que regreses por aquí para ver qué te cuento. Aunque, ¿a quién le importa lo que yo diga?