Madonna ha asentado su carrera marcando tendencia tras explorar estéticas rompedoras y haciendo lo que nunca se había hecho antes. Pero es duro seguir haciendo algo así tras casi 30 años de carrera, sobre todo cuando todas las wannabe han sacado provecho de sus avances y la han imitado hasta la saciedad.

Y a pesar de salir guapísima en algunas escenas de su nuevo video para el segundo sencillo Girl gone wild de su próximo album MDNA, que sale a la venta el lunes próximo, aunque ya encontrarás por ahí enlaces a la descarga del album completo, el citado video ni sorprende ni entusiasma. Ya ha ido de rubia platino y en blanco y negro y muy loca y salvaje en el video de Justify my love, y como ya se veía venir lo resultante es una mezcla de sus videos Justify my love meets Erotica meets Bad girl meets Vogue meets Human Nature, todos ellos videoclips grandiosos.

¡En la versión sin censurar se me ve el culo!

 A mi el video me recuerda demasiado al video de Alejandro de su mayor imitadora Lady Gaga.

Y si a ello unimos la inclusión de bailarines a lo del grupo Kazaky, (son los Kazaky, con algún integrante más de los normales, confirmado oficialmente: idea de la estilista Arianne Phillips) es decir hombres con tacones altos y bailando de forma muy femenina, no se sabe bien si siendo idea de los directores del video Mert Alas y Marcus Piggott, fotógrafos de moda en su primera incursión en el mundo de la música, o de la coreógrafa Tabita D’Humo, que ya le coreografíó el genial nuevo Vogue en la SuperBowl, y coreógrafa del programa So you think you can dance con su marido, llamado Napoleón, el video quiere ir de rompedor, pero para mi se queda en un intento vago y sin alma.

El rubio platino es lo que mejor me sienta.

El video intenta huir del montaje de otros videos de la artista en los que simplemente aprovechaba que estaba con el fotógrafo en una sesión fotográfica para grabar uno de los videoclips, pero se nota la inexperiencia de Alas y Piggott (aquí en imágenes exclusivas de E! Online entrevistando a los creadores. Como en toda pareja gay hay uno guapo y otro feo).

Quieren ser un Meisel pero no llegan a dotar de fuerza a esas acrobacias de la diva, que nos las viene haciendo desde American Life, ni a las imágenes inspiradas en esculturas griegas, ni a las inspiradas por el mundo sadomasoquista.

Mi mejor amiga y fiel lectora me dice que esto le parece una tarta Madonna-gay

¿Preguntas por la cacareada aparición del modelo Jon Kortajarena? No la nombro porque es casi irrelevante y lo mismo hubiera dado si no estaba presente. Seriously. Se han derribado todos los titulares de “Madonna enamorada de Kortajarena”. Claro, como también “se enamoró” del actor porno gay Tony Ward.

A mi lo que más me ha gustado ha sido este magreo de paquete en primer plano enfundado en cuero. So exciting.

 Aquí el video, de momento en formato brightcove, por lo que igual no puedes verlo desde un dispositivo móvil. Tras el estreno en E!Online de una versión “limpia” por la noche han compartido ya en su canal de Youtube la versión sin censurar y en HD. Disfrútala.

“Sin censurar” quiere decir que sale el lindo culo del modelo con el pendiente a lo Jerjes, de 300, en la nariz, que luego parece que “se toca” en otra imagen, pero no se ve nada. Juzga tú mismo en estas dos capturas en alta calidad. Como ya descubrí anoche y me leiste, si me sigues en twitter en mi cuenta @janofran

No busquéis más: se supone que el video de Madonna es UNCENSORED porque se ve un culo pic.twitter.com/KnpkADlZ

— Fran Correas (@janofran) March 21, 2012

Y cómo se supone que el mismo se toca pic.twitter.com/V5UlrDCC

— Fran Correas (@janofran) March 21, 2012