Este 2017 supone un periodo de grandes cambios para la Fórmula 1, dentro de los cuales uno de los más importantes son los cambios técnicos y de diseño que sufrirán los coches de carrera esta temporada, los nuevos diseños de monoplazas son considerablemente más anchos, pesados y grandes, sus neumáticos también poseerán medidas de mayor tamaño a las acostumbradas.

Pero gracias a todos estos cambios los vehículos podrán alcanzar velocidades superiores a las registradas anteriormente por un ancho margen, ya que se calcula que estos coches puedan mejorar el tiempo de los anteriores monoplazas hasta en 5 segundos por vuelta, algo totalmente increíble. Por su parte la FIA ha permitido aumentar el peso mínimo requerido por los monoplazas.

El aumento del peso mínimo requerido para que los autos compitan es de 26 kilogramos con el tanque de gasolina vacío y con el piloto dentro del coche, ya que ahora se exige un peso superior o igual a 728 kilos, y anteriormente era de tan solo 702 kilos. Esto se debe al incremento en el tamaño de los coches y que ahora las pistas serán hasta 20 centímetros más anchas.

La FIA no solo aumentó el peso mínimo requerido por el monoplaza, sino que también aumentó la cantidad máxima de litros de combustible a 105 litros, lo que significa que los tanques de combustible serán más grandes de lo habitual. Los nuevos neumáticos usados para Fórmula 1 tendrán cerca de un 25% más de contacto contra el suelo de la pista.

Algunas piezas de los vehículos han aumentado considerablemente su tamaño lo que aumenta también el peso del coche, una de las partes que aumentaron en gran proporción sus medidas con respecto a las del año anterior son los alerones, los cuales agregan un total de aproximadamente seis kilos entre las dos traseros y las dos delanteros.

Otra razón del incremento de peso en los monoplazas de carreras son los nuevos neumáticos, ya que agregan un aproximado de 6 kilogramos en su totalidad. Pese a que el aumento de casi 30 kilos en los coches de F-1 hace pensar que quizá no lleguen a ser tan rápido por su peso, pero se espera que este año los coches alcancen velocidades nunca antes vistas en este deporte.