Soy un defensor a ultranza del mundo ficticio creado por Charlaine Harris en sus novelas, ahora conocido masivamente por la versión de Allan Ball en formato de serie, os hablo de True Blood.
Desde los primeros capitulos la serie adolece de muy poca vergüenza a la hora de sacar tetas y culos, masculinos, que es lo que a mi me gusta, y eso para mí, ya es un punto a favor.
Y esta temporada que acaba el próximo domingo por la noche -lunes por la mañana en nuestro horario con el capítulo listo para descargar-, nos trajo con un perfecto trabajo de casting escogiendo a Joe Manganiello como el actor para encarnar al hombre-lobo Alcide Herveaux. 
Este hombre corpulento, de grandes brazos, disfruta de la fama tras su paso por la serie y protagoniza portadas de revistas como Muscle and Fitness o de Entertainment Weekly. También lo podremos ver junto a Chris Pine y Cher presentando el 12 de septiembre la gala de los MTV VMA (Video Music Awards).
No me importa si pensáis que este es un artículo tipo book, en el que predomina lo visual. Esa es la idea, amigos. A mi es que las narices grandes me gustan, y son síntoma de grandes sorpresas posteriores. ¿No opináis igual?