Quien diría que el bullying es una acción tan dañina que puede afectar a toda una familia, como le sucedió a la familia Pérez la cual sufrió el acoso psicológico de su hijo por parte de sus compañeros de clase por su apariencia física. Vivieron momentos difíciles sobre todo cuando desconocían el porqué, del comportamiento extraño de su hijo, pero todo eso empezó a cambiar.

Esta familia pudo conseguir la combinación perfecta entre la fe, el entusiasmo y la salud para recuperar a su familia de esa situación grave que inició por aquejar a su hijo, quien por su obesidad no podía disfrutar su adolescencia como debía, era motivo de bullying y de su aislamiento social. Afortunadamente, su familia actuó a tiempo y consiguió la salida.

Leer más