En el mercado actual las ventas de coches usados duplican a las de coches nuevos, muchas personas fundamentalmente por razones económicas se deciden por un coche de segunda mano, aunque en muchas ocasiones se consiguen vehículos en muy buen estado, comprar un coche usado siempre tiene sus riesgos, por lo que es recomendable tomar las precauciones necesarias para minimizarlos.

Un coche de ocasión, muchas veces resulta ser un buen negocio, sin embargo este tipo de compra tienes sus propias ventajas y desventajas, la más resaltante de estas últimas es lo difícil que resulta saber a ciencia cierta cómo ha sido el trato que ha recibido el coche y con qué regularidad se le ha hecho el mantenimiento general, mientras más antiguo sea el coche, más difícil resulta determinarlo.

Leer más