Una joven promesa del deporte estaba ante una disyuntiva, quería culminar sus estudios pero se había destacado tanto en su especialidad deportiva que debía viajar mucho a competencias nacionales e internacionales. Estaba ante una encrucijada, pues no quería abandonar su período de estudio y no podía dejar mal parada a su federación.

Una noche era tal su preocupación que no podía dormir y se quedó un rato más frente a su computadora revisando su Facebook y compartiendo por esa red social. Cuando finalmente el cansancio y el sueño lo obligaron a ir a la cama, se le ocurrió una idea fantástica, daba vueltas en su cabeza por el sin fin de opciones que tenía.

Leer más