Ves el cartel con estos hombres descamisados y sabes que la película va a abusar gratuitamente de lo único que nos puede atraer para ver un engendro de este calibre, que salga mucha carne. Y por lo visto no sale mucho.

Es como un Crepúsculo gay en Los Ángeles (sí, estos vampiros también salen a plena luz del día). Un vampiro tiene que escoger a alguna persona convertirla en vampiro y seguir siendo inmortal en compañía de ese compañero/a.

Pero justo eso lo hace atractivo. Los sábados y domingos en la sobremesa ponen peores películas de esas “basadas en hechos reales” en La 1 y en Antena 3 en España.

Recuerdo haber alquilado películas del estilo y mediocre calidad como ésta cuando joven, en un videoclub de verdad, cuando no había tanto entretenimiento variado y gratuito en internet. ¿Quién te impide darle una oportunidad? Aquí puedes ver el trailer.

La forma de poder verla via torrent, siguiendo este enlace. También descarga directa aquí.