Terminar la preparatoria y no saber qué estudiar es un verdadero fastidio, más aún para Juan que se ve presionado por su papá que quiere que estudie para abogado. Pero, él no tenía ni idea de qué hacía un profesional del derecho. Entonces, ante la insistencia de su papá decidió investigar en Internet para darse una idea de qué se trataba.

En la gran cantidad de información que consiguió, notó algunos datos importantes e incluso curiosos que despertaron su indagación, le llamó poderosamente que el código por el cual se rige la profesión de los abogados tiene rango de real decreto. Recuerda que es deontológico, normas éticas de libertad de defensa, competencia leal y secreto profesional.

Esos datos entre muchos otros, animaban más su curiosidad por lo que encontró que existen abogados que ejercen directamente sus servicios y otros que trabajan para otros abogados, pero que todos juran sobre la constitución en un acto de conversión, que se realiza en el Colegio de Abogados de cada país, por lo que al graduarse se inscriben en su gremio.

Estos pocos datos que se refieren a la profesión lograron entusiasmar a Juan e incluso, fantasear de cómo sería sí estudiase esa carrera y llegará a tener su nombramiento o trabajar para un despacho de abogados reconocido. Entonces, pensó que la propuesta de su padre no era del todo mala idea, pues tendría un buen puesto y un gran prestigio sí trabajaba bien.

Sin embargo, no fue eso lo que lo llevó hasta la facultad de derecho para averiguar sobre los planes de estudio, realmente lo que lo convenció de ello fue conseguir una información sobre los gestores de despacho, que son una forma de trabajo legal informática donde se gestionan datos sobre expedientes y revisó experiencias fascinantes.

Otro aspecto que también lo motivó a estudiar derecho fue que se enteró que ahora no estudian del todo con esos libros gordos, sino que también tienen acceso a consultar la legislación en bases de datos especializadas, donde se consiguen sentencias y leyes con motores de búsqueda que facilitan que se encuentre todo al detalle.